"Mientras estés aprendiendo, no estás fallando"

Con 11 años, Enin quedó entre los 10 primeros clasificados de la final nacional de ajedrez (categoría alevín), y aún hoy se considera un ávido jugador de ajedrez, con una punutación ELO de 1700 en partidas de 10 minutos (si no sabes de ajedrez, es una muy buena puntuación). Ha hecho de camarero, de pizzero, practica escalada, apnea y calistenia. Enin es un espíritu inquieto y sobretodo es un enamorado de la informática y los mapas. Así pues, era solo cuestión de tiempo que Enin y Nexus se cruzaran en el camino, y la feliz coincidencia ya hace dos años y cuatro meses que dura.

  1. ¿Qué haces en Nexus?

Formo parte de un orgulloso binomio de administradores de sistemas informáticos. Estamos al pie del cañón con las incidencias, recuperación de datos, despliegue de aplicaciones... A mi me gusta llamarlo informática radical, y si nunca queréis optar por un trabajo como este: abstenerse los sensibles!

  1. ¿Cuál ha sido tu trayectoria profesional?

Mi jovial vida laboral emprendió camino a mis 16 años haciendo cócteles en un bar costero durante las temporadas de verano. El resto del año trabajaba de camarero en restaurantes de la provincia gironina, preparando pipas de agua. También he repartido muchas pizzas en moto (y siempre calientes!). Ahora tengo 22 años y llevo un par de años y medio trabajando en Nexus Geographics.

  1. ¿Qué te llevó a dedicarte al mundo de los mapas y la geografía?

Desde bien pequeño siempre he tenido una curiosidad dentro mío por el mundo de la informática. Es un ámbito muy transversal, porque está presente en casi todos los sectores, también naturalmente el sector geográfico. Informática y geografía o geografía e informática, ambas van de la mano, y de hecho en Nexus ya somos un buen puñado de informáticos trabajando. Y pronto comencé a conjugar mi pasión por la informática con este interesante mundo cartográfico.

  1. ¿Qué es lo que te gusta más de dedicarte a este ámbito?

Ver como todo el ciclo de datos, desde su recolección o tratamiento, llegan a su usuario final. Me gusta mucho saber que entre estos ápsides hemos intervenido nosotros.

  1. ¿Cuál crees que tiene que ser la actitud más importante para hacer bien tu trabajo?

La perseverancia, la pulcritud y el afecto. Siempre hay días mejores y más productivos que otros, y a veces en momentos de tensión te tienes que repetir alguna recopilación de frases a modo de mantra como "mientras estés aprendiendo, no estas fallando". En general el ambiente que se respira es muy bueno y todos sabemos que el trabajo bien hecho no tiene fronteras.

  1. ¿Qué es lo que más te gusta de Nexus?

Las insaciables ganas de aprender. Cada día se aprende como mínimo una cosa nueva, a la vez que todos aprendemos un poco de todos. Bien, poder trabajar con la música que te guste o tu programa de radio o podcast preferido suma muchos puntos también (siempre que no te dejes abducir por ellos). El horario es bastante dinámico ya que en verano tenemos jornada intensiva, la posibilidad de trabajar remotamente, el ambiente laboral cálido... la suma de todas estas cosas hacen que la jornada laboral sea extraordinaria.

  1. ¿Hacia dónde crees que evolucionará el mundo del GIS?

Especulando soy malo, así que lo que digo lo podéis coger con pinzas. Que todos somos consumidores de mapas es un hecho. Pero, ¿que tendremos más allá? ¿Qué problemas de futuro tenemos que comenzar a solucionar en el presente? Yo apuesto por el tratamiento de datos en tiempo real, como por ejemplo aplicaciones que te digan qué porcentaje de la playa está ocupado en el mismo instante en el que entras, o bien cuál es la parte del día o semana menos concurrida para enviar mensajes de radio a una determinada región, o incluso cómo se irá erradicando territorialmente un virus en los próximos años.

  1. ¿Cómo ves Nexus de aquí 10 años?

La trayectoria hasta ahora parece que imita una curva exponencial! Es cierto que lo único que se mantiene constante es el cambio. Por tanto si sigue creciendo de la misma manera no nos debería extrañar que nuestras oficinas se queden pequeñas y veamos nuevas fronteras... quién sabe donde? Solo los mapas lo saben!