Coronavirus: colaboración y generosidad entre empresas

Es una expresión conocida que las situaciones de emergencia sacan siempre lo mejor y lo peor de las personas. El miedo, el estrés y la necesidad hacen que afloren, por un lado, sentimientos negativos, pero también y con igual o más fuerza otros como la solidaridad, la empatía y las ganas de salir adelante, ante esta situación. Esto no es diferente para las empresas. Lo hemos visto de nuevo con la pandemia del Covid-19.

A mediados de marzo y justo cuando arrancaba la curva de contagios y muertes, ESRI (empresa proveedora de tecnología GIS de base) y Nexus Geographics (consultora GIS) decidían colaborar conjuntamente para ofrecer a las autoridades sanitarias una solución para visualizar los datos del Covid-19. Con la unión de muchos agentes, hemos podido conocer mejor la situación del virus en el país con los datos del registro y su evolución día tras día con tal de poder tomar decisiones más ágiles y eficientes.

También hemos colaborado con la Cruz Roja, con las 4 diputaciones catalanas y con una treintena de ayuntamientos. Todos juntos, en un frente común para ayudar a mejorar la respuesta a la pandemia. Y todos, a todas horas, desde casa, de día y de noche, durante las vacaciones de Semana Santa, los sábados y los domingos, para obtener en el mínimo tiempo la información lo más exacta posible. De todos estos proyectos, destaco dos puntos: la importancia de la colaboración entre empresas y también la generosidad.

Las empresas estan formadas por personas. Y la colaboración entre empresas, consolidada ya como una best practice, muchas veces no es lo que vemos en la realidad. El hecho de compartir es un insight que cuesta de sacar. No es nuestro caso en Nexus, mi el mío personalmente. Los años de práctica en este sector tan específico de las TIC, como es el GIS, me ha demostrado que colaborar siempre es una buena opción. A la larga te permite "ganar" siempre, y no solo negocio: también amigos, ideas y nuevas formas de hacer.

La generosidad corporativa implica apertura, compartir información, dejar entrar al otro, y así poder ofrecer conjuntamente la mejor solución. Y sobretodo la generosidad de todas aquellas personas que, conocedoras de la importancia del proyecto, se han volcado en tiempo, ideas, búsqueda de mejores opciones, sin otro objetivo que generar un producto de excelencia, útil para la administración, comprensible para el ciudadano y completo para el análisis de datos interno.

Estoy muy agradecida, estamos muy agradecidos, a las personas y a las empresas implicadas.

Cada día podemos dar un paso más hacia la intelgencia colectiva. Como dice el filósofo Pierre Levy: "nadie lo sabe todo, todo el mundo conoce y sabe alguna cosa. El conocimiento esta en la humanidad". Si somos más colaborativos, más generosos, si somos en definitiva más humanos, nos irá mejor en nuestras empresas.

Mercè Escolà. Directora Oficina Barcelona